¿Millennials? ¿En qué invierten su dinero?

Hoy en día es sorprendente como en las noticias se lee constantemente de jóvenes quienes empezaron sus propios startups y hoy en día son jóvenes millonarios. Sin embargo, la realidad es muy distinta, las estadísticas datan que el asentamiento y consolidación de las empresas lleva tiempo y en promedio, esto se logra en la cuarta década de vida de cualquier empresario.

No obstante, para llegar a esta etapa de estabilidad económica y gran cantidad de capital, es necesario haber luchado y ser constante en negocios más pequeños previamente. En la actualidad, existen diversas oportunidades para empezar a generar ingresos de manera arriesgada, que sirvan como activos para construir una empresa más sólida. Estas son las opciones de inversión de preferencia para los millennials:

• Las cripto-monedas

La compra-venta de criptomonedas es un negocio en pleno auge que se está posicionando cómo una de las mejores alternativas para invertir, aunque no cuenta con un soporte legal que genere más confianza en los inversores, pero por otro lado, ciertamente es un negocio que produce grandes retribuciones si se estudia muy bien el mercado.

Tal es el caso de Erica Stanford, una inversionista en esta área, quien es llamada Cripto-Lady. Ella en su juventud fue entusiasta y curiosa, para el 2009 comienza su interés en este mundo e inicia sus investigaciones en la materia. Actualmente ha invertido no solo en bitcoin, sino en muchas otras monedas virtuales, que le han permitido independizarse de un trabajo de sueldo fijo, que le quitaba tiempo y energía, que valientemente dejó para así generar grandes cantidades de dinero, abriéndole diversas puertas. Hoy en día, trabaja el tiempo que desea, además puede brindarse la oportunidad de viajar, no solo en su país, sino por todo el mundo.

Es necesario entender, que no todos llegamos a ser millonarios por causa de este negocio, sin embargo las criptomonedas son una manera de invertir y generar dinero desde la comodidad de nuestra casa, sabiendo que muchas veces ganaremos dinero, como también perderemos, ya que este es un negocio de alto riesgo. Lo más importante debe ser documentarse y familiarizarse con el mercado, para aprovechar los movimientos financieros y socio-políticos en el mundo y evaluar la incidencia en las monedas virtuales.

• Las redes sociales

Así cómo se lee, las redes sociales son una fuente de entretenimiento, sin embargo si vemos más a fondo, también es una oportunidad de generar ingresos. En la actualidad, muchas personas o empresas pagan por servicios en internet, por publicidad, por artículos, por contenido, en fin, por una gran variedad de elementos virtuales que si se saben aprovechar se pueden generar ingresos elevados.

Laura Roeder, es una joven adulta de 34 años de edad, quien en su juventud fue entusiasta, iniciándose de manera autodidacta como programadora de páginas web para empresas. Poco a poco, se dio cuenta de cómo una red social o una página web podía influir interés en los espectadores, y así comenzó a proveer de importantes estrategias a otras personas sobre el manejo de sus plataformas a favor de sus productos y/o servicios.

Pronto se inició como conferencista online sobre el mismo tema, lo que generó que cada vez más personas se interesaran en el área, así fue que se atrevió a realizar cursos pagos, que hoy en día le permitieron generar ingresos para seguir invirtiendo en otras empresas propias. En la actualidad, trabaja mucho menos tiempo y se dedica a hacer algo que ama.

Las recompensas son mucho más grandes y provechosas cuando hay esfuerzo, para Laura esto le ha permitido vivir su vida sin depender de nadie. Es importante invertir, y ser arriesgado en ocasiones para obtener de vuelta ganancias significativas. Ahora bien, también se debe observar cómo para este momento las redes sociales tienen un impacto en todos los consumidores de cualquier servicio, y ver que ésta es una oportunidad enorme de éxito.

• Empresas online

En la misma línea de la era digital, si se estudian las necesidades de los internautas, se pueden ofrecer a través de las plataformas sociales, servicios u objetos que busquen satisfacer las mismas. En la actualidad, más de una persona ha establecido tiendas virtuales, las cuales muchas veces se manejan desde el hogar. Así que permite al inversor, disminuir gastos, por ejemplo de almacén.

Tal es el caso de Monty George y Dan Beckles, ambos jóvenes de 21 años, quienes comenzaron vendiendo baratijas y por defecto cambiaron su rubro a sillas y mesas, las cuales para su sorpresa se agotaron rápidamente, y sin dudarlo, invirtieron nuevamente. Al cabo de un tiempo las ventas habían sobrepasado el millón de dólares.

El negocio de la compra y venta de muebles sigue funcionando, gran parte de la mercancía proviene de China. Hoy en día, dejaron de usar la casa materna de Monty como almacén y ahora ambos alquilaron una casa para los dos. No ha sido fácil, de hecho en cierto punto alcanzaron a tener una gran deuda, sin embargo, lograron con inteligencia y estructura solventar la situación que les enseñó a ser más cuidadosos en este mundo, para hoy ser dueños de su propio tiempo y generar ingresos desde la comodidad de casa.