¿Cómo invertir en bienes inmuebles?

Amigo inversionista, invertir en inmuebles es uno de los temas más leídos, documentados y conversados cuando de inversiones se trata, sin embargo, cuando se habla de inmuebles o bienes raíces las personas por lo general se imaginan en primera instancia el alquiles de una casa o un apartamento, siendo estas opciones solo una vertiente de la amplia gama de posibilidades que ofrecen las inversiones en inmuebles. Si solo conoces esa parte de los bienes raíces quédate en este artículo, pues aquí te detallaremos y explicaremos el panorama completo

Invertir en una Casa o Apartamento: Como se mencionó en el párrafo anterior la parte más conocida de las inversiones en inmuebles es esta, las inversiones en la compra de casas o apartamentos, esto se debe a que en el orden de necesidades del hombre poseer un hogar, o un techo donde cubrirse es de las más básicas, entonces invertir en el mercado que satisface esta necesidad tan primaria es sin duda una del as mejores opciones que puede considerar un inversionista.

Así, invertir en la compra de una casa o en la compra de un apartamento puede realizarse con dos fines el primero de ellos y el más común para alquilar sus habitaciones o la estructura completa y recibir dinero mensual por esa propiedad o la segunda opción para mantenerla allí como inversión pasiva y luego venderla en una alza de precios.

Invertir en una Oficina o Local: Si las inversiones en casas y apartamentos son las más famosas entre las inversiones de los bienes raíces, las inversiones en oficinas y locales son las más desconocidas y no por que no sean rentables sino porque su auge inicio desde hace un poco más de 10 o 15 años aproximadamente con la gran cantidad de profesionales en calle en búsqueda de sitios donde ejercer su profesión. Al día de hoy, esta opción es una de las más tentadoras entre el mercado de bienes raíces.

Invertir en una Finca o Granja: Las granjas o fincas son una de las inversiones en bienes raíces que requieren más capital o poder adquisitivo debido a la extensión de tierra que poseen y la multiplicidad de usos que se le pueden otorgar. En este sentido, una granja o una finca es una buena opción a la hora de invertir pues se puede alquilar como sitio turístico, granja de contacto con animales o parque recreativo, en este tipo de propiedades las opciones son infinitas.

Invertir en un Edificio o Torre: Invertir en la compra o construcción de un edificio o torre es el sueño más ambicioso de todo inversionista de bienes raíces, pues, aunque la inversión sea una suma considerablemente grande de dinero, las ganancias también lo serán. En este negocio, se alquilan los edificios a un ente que no posea sede, bien sea ubicándolos en toda la extensión de la estructura o dividiendo el espacio entre varios clientes.